Causas y tratamiento de las contracturas musculares

Causas y tratamiento de las contracturas musculares

Causas y tratamiento de las contracturas musculares

Seguramente muchas veces nos hemos preguntado como puedo prevenir o evitar que nos aparezcan de forma constante estas molestias

¿Qué es?

Es la contracción mantenida e involuntaria de uno o varios grupos musculares. Va asociado a dolor, inflamación y a una alteración del funcionamiento normal del músculo.

Inicialmente hay un aumento del tono y acortamiento muscular. Esto genera déficit en la irrigación sanguínea de la zona, el músculo no se puede alimentar bien, no tiene suficiente energía, y se producen en la zona un cúmulo de sustancias de desecho que producen inflamación y dolor.

Principales causas que pueden provocar una contractura muscular

Sin duda nuestro estilo de vida esta directamente relacionado con un gran numero de dolencias que podemos ir acumulando y arrastrando en el tiempo a lo largo de nuestra vida.

Las contracturas musculares pueden ser, en un gran numero de ocasiones, consecuencia de nuestro estilo de vida.

Si vienes sufriendo habitualmente contractura muscular en una zona concreta o sufres en este momento una contractura puntual, es casi seguro que alguna de las causas que citamos a continuación están presentes en ti de forma cotidiana.

  • Estrés, ansiedad, tensión emocional, pueden afectar al sistema nervioso causando rigidez y tensión muscular.
  • Deshidratación: cuando hacemos ejercicio, sudamos, eliminamos toxinas pero también sales minerales que los músculos necesitan para su correcto funcionamiento.
  • Frío: cuando lo sentimos, se produce automáticamente una contracción muscular para evitar perder el calor corporal.
  • Fatiga postural: las malas posturas en el trabajo, en la realización de las actividades de la vida diaria, y el sedentarismo, hacen que nuestros músculos se cansen, y se contracturen.
  • Mala alimentación: produce una intoxicación muscular y del resto de los tejidos.
  • Reflejo visceral: el mal funcionamiento de algún órgano provoca de forma refleja contracturas en algunas zonas determinadas del cuerpo.
  • Exceso de ejercicio o realización forzada de algún movimiento.

Recomendaciones para tratar una contractura muscular

La aplicación de frío o calor sobre la zona. El calor ayuda a relajar la musculatura, y el frío ayuda a bajar la inflamación. En algunos casos es buena la combinación de ambos.

Realizar estiramientos suaves y pequeñas movilizaciones de la musculatura implicada.

Masajes, un fisioterapeuta cualificado gracias a un masaje descontracturante adecuado provocará un aumento de la circulación sanguínea en la zona, un aumento de la flexibilidad, y elasticidad muscular, ayudando a la recuperación de los tejidos. También podrá realizar estiramientos y aplicar corrientes analgésicas y relajantes.

Buena hidratación: debemos beber de 2 a 3 litros al día. Si realizamos actividades y esfuerzos físicos debemos aumentar esta cantidad. Con esto ayudamos al cuerpo a obtener las sales minerales necesarias para que el músculo funcione correctamente y a eliminar las toxinas mejor.

Una alimentación rica en:

  • Calcio: necesario para la correcta contracción muscular. Presente en los lácteos, pescados azules, legumbres, frutos secos, brócoli
  • Vitamina D: vinculada al aumento de la fuerza, y el rendimiento físico. Se obtiene con la exposición al sol.
  • Vitamina C: antioxidante, presentes en frutas y verduras frescas como la naranjas, piña, kiwi. Favorece la recuperación y reduce el estrés muscular.
  • Potasio: importante en los deportistas ya que reduce el riesgo de sufrir calambres musculares. Lo podemos encontrar en el plátano, aguacate, espinacas, acelgas, salmón.
  • Magnesio: ayuda a la recuperación muscular, disminuyendo la sensación de fatiga y cansancio. Presentes en las legumbres, frutos secos, cereales integrales.

Es importante también tratar de evitar azucares refinados y excitantes como la cafeína.

El verano un gran enemigo para las piernas cansadas

El verano un gran enemigo para las piernas cansadas

El verano un gran enemigo para las piernas cansadas

10 consejos para aliviar las piernas cansadas y doloridas

¿Tienes una sensación constante de piernas cansadas y doloridas?

El verano ya está aquí, y por mucho que nos guste este clima cálido, puede tener efectos adversos para nuestros miembros inferiores. El calor produce una mala circulación y una retención de líquidos, provocando que nuestras piernas estén pesadas, cansadas, doloridas, con picor, hinchazón e incluso con calambres.

Este problema también afecta a hombres, pero suele darse más en mujeres. Los desarreglos hormonales, menstruación, embarazo, hacen que se produzca una mayor retención de líquidos, e insuficiencia venosa, haciendo que ellas sufran más esta patología. Pero no hay que conformarse con sufrir, podemos conseguir aliviar o revertir en muchos casos estas sintomatologías

ESPECIAL VERANO

Tratamiento de fisioterapia para aliviar el malestar de piernas cansadas y doloridas.

10 consejos que pueden ayudar a mantener más saludables las piernas en verano:

1.- Evitar estar mucho tiempo de pie, esto hace que se produzca una carga articular en rodillas y tobillos y con la ayuda de la gravedad aumenta la congestión circulatoria en esas zonas.

2.- Evitar el estilo de vida sedentario, se recomienda correr, caminar al menos 20 minutos al día, porque los músculos de las piernas al contraerse actúan como una bomba facilitando el retorno venoso. Si pasas mucho tiempo sentado frente a un ordenador intenta levantarte y dar un par de vueltas o cambiar de posición.

3.- Buena hidratación, bebe al menos 1 litro y medio de agua. Al contrario de lo que pensamos, si bebemos poca agua el cuerpo tiende a retener líquidos creándose una reserva.

4.- Buena alimentación, opta por una dieta sana con poca sal y azúcar. Toma mucha fruta y verdura, rica en vitamina E y C, zumos de naranja, limón, y ahora en verano puedes tomar también sandía, melón, pepino con gran contenido en agua. Otros alimentos beneficiosos que nos ayudan a rejuvenecer nuestras arterias y venas son los ricos en omega 3 como el salmón, atún, frutos secos, aceite de oliva…Otra recomendación son las semillas de castaños de indias, muy beneficiosas porque mejoran la circulación de las piernas.

5.- Evita cruzar las piernas, llevar zapatos de tacón y ropa ajustada que pueda dificultar el retorno venoso.

6.- Elevación de piernas por encima del corazón, sobre todo al final del día, para aliviar la presión sanguínea. También nos podemos ayudar de duchas de agua fría para compensar el exceso de calor, produciendo una vasoconstricción venosa.

Drenaje Linfático Manual

Tratamiento para la inflamación y dolor en las extremidades inferiores
7.-Evitar sobrepeso, los kilos de más impiden que la sangre circule correctamente, y provocan un endurecimiento progresivo de nuestro sistema arterial y venoso.

8.-Evita las bebidas alcohólicas y el tabaco, porque dificulta el retorno venoso, alterando la salud de las venas y las arterias.

9.- Realizar estiramientos, a medida que el cuerpo va envejeciendo las arterias y las venas pierden su elasticidad, se van endureciendo pudiendo provocar obstrucción arterial. Los estiramientos nos ayudan a aumentar esa elasticidad que se va perdiendo con los años.

10.-Ponerse en manos de un fisioterapeuta, buscar una clínica de fisioterapia de confianza, un profesional que puede ayudarte a modificar malos hábitos de vida, y te podrá aplicar el tratamiento más adecuado, un masaje circulatorio o un masaje de drenaje linfático manual, ayudado por vendas frías. Restableciendo así la correcta circulación sanguínea y drenando los líquidos acumulados. También se pueden realizar auto masajes, estos se realizaran con un movimiento siempre hacia arriba, hacia el corazón, y serán más beneficiosos si nos ayudamos de alguna crema con efecto frío.

5 Hábitos posturales negativos para nuestra salud

5 Hábitos posturales negativos para nuestra salud

No solemos pararnos a pensar en ello pero, la falta de educación, desde la infancia, en los hábitos posturales recomendables y la importancia de disciplinarnos en una conducta postural correcta como un hábito saludable, conduce al individuo a ir adoptando...

Competencia desleal e intrusismo en fisioterapia

Competencia desleal e intrusismo en fisioterapia

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan las clínicas de fisioterapia o profesionales fisioterapeutas colegiados es sin duda, el constante y continuado intrusismo que llevan a cabo un gran número de personas que sin haber obtenido las cualificación pertinente, por no haber cursado o finalizado la pertinente formación universitaria, no dudan en ofertar y prestar servicios de fisioterapia al público demandante.

Desde la clínica de fisioterapia Centro Kirós, con motivo del día internacional de la fisioterapia, nos queremos sumar hoy a las solicitudes de diferentes organismos internacionales (World Confederation for Phisical Therapy y sindicatos SATSE) para solicitar una mayor valoración y reconocimiento de la imprescindible labor social y sanitaria que realizan los fisioterapeutas españoles, que consideramos que dista bastante de la que nos corresponde por las competencias, el alto grado de preparación y cualificación que se nos exige a los fisioterapeutas para la práctica de estos servicios.

En este mismo sentido, queremos también aprovechar este articulo para poner de manifiesto otro de los grandes problemas al que nos enfrentamos los profesionales colegiados de fisioterapia, ya sean autónomos o clínicas privadas, por parte de la competencia desleal y el intrusismo que sufre nuestra profesión.

Solicitando a aquellos que les compete actuar contra este delito, un mayor esfuerzo en la búsqueda y contundencia en la sanción pertinente a todos aquellos que realizan esta práctica e incurren en un delito legal contra la población.

Evite ser engañado por falsos fisioterapeutas

Evite ser engañado por falsos fisioterapeutas

Desde este artículo queremos evitar a todas aquellas personas que en algún momento puedan demandar un tratamiento de fisioterapia, puedan ser engañadas y pongan en peligro su salud.

El consejo general de colegios de fisioterapeutas de España (CGCFE), recoge en detalle y establece la definición de un acto fisioterapéutico en su Resolución 06/2012

Nosotros queremos sumar este aporte informativo a la población  y trasladarles una serie de pautas en su elección cuando vaya a solicitar el servicio de un fisioterapeuta, con la que pretendemos evitarles caer en engaños y que puedan sufrir daños que puedan afectar directamente sobre su salud.

Todo fisioterapeuta que desee ejercer como profesional, debe contar con una titulación pertinente que le acredite como poseedor de los conocimientos.

Dentro de la Comunidad de Madrid, todas las clínicas de fisioterapia o centros de salud que ofrecen servicios de fisioterapia al público deben contar con la autorización de la Dirección General de Ordenación e Inspección de la Consejería de Sanidad de las Comunidad de Madrid.

Para la consecución de dicha autorización la clínica o centro de fisioterapia debe cumplir con los requisitos que detalla el Decreto 51/2006, de 15 de junio, regulador del régimen jurídico y procedimiento de autorización y registro de los centros, servicios y establecimientos sanitarios en la Comunidad de Madrid.
La tramitación de esta autorización otorgara a la clínica el certificado para el desarrollo de la actividad por parte de ese centro sanitario, el cual debe estar visible al público, facilitando la lectura del número de expediente asignado por la Consejería.

Además, en la Comunidad de Madrid también es necesario para ejercer esta profesión que el profesional se encuentre dado de alta en el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid.

Por último, queremos animar a todas aquellas personas que puedan haber sido engañadas por falsos fisioterapeutas, a que denuncien y pongan en conocimiento de las autoridades, colegios de fisioterapeutas o sindicatos su caso, y poder así facilitar la localización de estos falsos fisioterapeutas, e impedir que puedan poner en riesgo la salud de otras personas.

Recomendaciones al estar de pie o caminando

Recomendaciones al estar de pie o caminando

Muchos de nosotros tenemos un trabajo o unas obligaciones diarias que nos exigen cumplir con algunos requisitos posturales para el desempeño de esa función, obligándonos a permanecer muchas horas a lo largo del día de pie y/o caminando. Dependientas, camareros, guardas de seguridad son algunas de las profesiones que requieren de esta postura o ejercicio diario.

En este post queremos ofrecerles algunos consejos para facilitar herramientas a esas personas que sufren una situación similar a la comentada, tratando de reducir o aliviar la carga sobre la columna vertebral, y prevenir posibles daños mayores a largo plazo.

Con pequeños esfuerzos por nuestra parte y corrección en nuestras posturas podemos conseguir hacer más liviana la carga del esfuerzo diario, y llegar a última hora con menor cansancio y agotamiento.

Vamos a ver algunos de esos consejos con algunos ejemplos bastante intuitivos.

Si sabemos que vamos a estar durante un largo periodo de pie, delante de un mostrador por ejemplo o en una situación similar, intentar equilibrar la carga en los dos pies, cambiando a menudo de posición, nos va a ayudar a distribuir mejor el peso del cuerpo y evitaremos sobre cargar en exceso la espalda.

Otra posición con respecto a las extremidades inferiores que nos va ayudar a aliviar la carga en la espalda es mantener un pie algo más elevado que el otro, sobre un taburete u objeto similar, con la espalda recta.

Siempre es más recomendable caminar a una velocidad cómoda que permanecer parado de pie. Camine manteniendo una buena postura, esto es, con la cabeza y el tórax erguido, a la vez que colocamos los hombros hacia atrás y abajo.

Intentemos utilizar siempre que podamos, zapatos cómodos, de tacón bajo (de 2 a 4 cm) y ancho.

En actividades de pie que conlleven la utilización de los brazos, conviene hacerlo adoptando una altura adecuada con relación al objeto que vayamos a mover, ayudándonos de escaleras u otros elementos, evitando estirar excesivamente los brazos, del mismo modo debemos evitar posturas encorvadas, si lo hacemos con los brazos demasiado bajos.

Es posible, que durante nuestra la jornada, tengamos que coger peso, en ese caso debemos evitar inclinar el tronco hacia delante mientras mantiene las piernas estiradas, siendo preferible doblar un poco las rodillas sin arquear la espalda, y llevar el objeto lo más pegado a nuestro cuerpo.

Estos consejos nos ayudaran enormemente a reducir o generarnos dolores y problemas en la espalda si nos encontramos en la situación de estar demasiadas horas de pie o sentado, no obstante, la asistencia periódica a un profesional fisioterapeuta, que elimine totalmente la carga sobre las zonas más resentidas, es otro de los aportes que podemos hacer para conseguir un mantenimiento saludable sobre nuestro organismo.

Articulos relacionados

Higiene Postural: Consejos para evitar dolores de espalda
Recomendaciones al estar sentado

vacaciones-2020

You have Successfully Subscribed!