Causas y tratamiento de las contracturas musculares

por | Dic 6, 2019 | Consejos Prácticos, Deportes, Espalda | 0 Comentarios

Seguramente muchas veces nos hemos preguntado como puedo prevenir o evitar que nos aparezcan de forma constante estas molestias

¿Qué son las contracturas?

Una contractura es la contracción mantenida e involuntaria de uno o varios grupos musculares. Va asociado a dolor, inflamación y a una alteración del funcionamiento normal del músculo.

Inicialmente hay un aumento del tono y acortamiento muscular. Esto genera déficit en la irrigación sanguínea de la zona, el músculo no se puede alimentar bien, no tiene suficiente energía, y se producen en la zona un cúmulo de sustancias de desecho que producen inflamación y dolor.

Principales causas que pueden provocar una contractura muscular

Sin duda nuestro estilo de vida esta directamente relacionado con un gran numero de dolencias que podemos ir acumulando y arrastrando en el tiempo a lo largo de nuestra vida.
Las contracturas musculares pueden ser, en un gran numero de ocasiones, consecuencia de nuestro estilo de vida. Tal y como indica el CFM (colegio de fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid) el sedentarismo, el estrés y no contar con un estado de salud acorde son factores de riesgo a la hora de sufrir lesiones.

Si vienes sufriendo habitualmente contractura muscular en una zona concreta o sufres en este momento una contractura puntual, es casi seguro que alguna de las causas que citamos a continuación están presentes en ti de forma cotidiana.

  • Estrés, ansiedad, tensión emocional, pueden afectar al sistema nervioso causando rigidez y tensión muscular.
  • Deshidratación: cuando hacemos ejercicio, sudamos, eliminamos toxinas pero también sales minerales que los músculos necesitan para su correcto funcionamiento.
  • Frío: cuando lo sentimos, se produce automáticamente una contracción muscular para evitar perder el calor corporal.
  • Fatiga postural: las malas posturas en el trabajo, en la realización de las actividades de la vida diaria, y el sedentarismo, hacen que nuestros músculos se cansen, y se contracturen.
  • Mala alimentación: produce una intoxicación muscular y del resto de los tejidos.
  • Reflejo visceral: el mal funcionamiento de algún órgano provoca de forma refleja contracturas en algunas zonas determinadas del cuerpo.
  • Exceso de ejercicio o realización forzada de algún movimiento.

Recomendaciones para tratar una contractura muscular

La aplicación de frío o calor sobre la zona. El calor ayuda a relajar la musculatura, y el frío ayuda a bajar la inflamación. En algunos casos es buena la combinación de ambos.

Realizar estiramientos suaves y pequeñas movilizaciones de la musculatura implicada.

Masajes, un fisioterapeuta cualificado gracias a un masaje descontracturante adecuado provocará un aumento de la circulación sanguínea en la zona, un aumento de la flexibilidad, y elasticidad muscular, ayudando a la recuperación de los tejidos. También podrá realizar estiramientos y aplicar corrientes analgésicas y relajantes.

Buena hidratación: debemos beber de 2 a 3 litros al día. Si realizamos actividades y esfuerzos físicos debemos aumentar esta cantidad. Con esto ayudamos al cuerpo a obtener las sales minerales necesarias para que el músculo funcione correctamente y a eliminar las toxinas mejor.

Una alimentación rica en:

  • Calcio: necesario para la correcta contracción muscular. Presente en los lácteos, pescados azules, legumbres, frutos secos, brócoli
  • Vitamina D: vinculada al aumento de la fuerza, y el rendimiento físico. Se obtiene con la exposición al sol.
  • Vitamina C: antioxidante, presentes en frutas y verduras frescas como la naranjas, piña, kiwi. Favorece la recuperación y reduce el estrés muscular.
  • Potasio: importante en los deportistas ya que reduce el riesgo de sufrir calambres musculares. Lo podemos encontrar en el plátano, aguacate, espinacas, acelgas, salmón.
  • Magnesio: ayuda a la recuperación muscular, disminuyendo la sensación de fatiga y cansancio. Presentes en las legumbres, frutos secos, cereales integrales.

Es importante también tratar de evitar azucares refinados y excitantes como la cafeína.

Entradas Relacionadas

¿Qué es la Cifosis? Tipos, recomendaciones y tratamientos

¿Qué es la Cifosis? Tipos, recomendaciones y tratamientos

La cifosis es un problema de la alteración en la columna vertebral con mayor porcentaje de crecimiento en los países con mayor desarrollo En qué consiste la cifosis Tipos de cifosis Síntomas para detectarla Recomendaciones y tratamiento Tratamiento de la cifosis con...

Abrir chat
Centro Kiro's
Hola, ¿Necesitas ayuda?