91 517 39 84 info@centrokiros.com

Estamos en
c/ Melilla, 53A. Madrid

Llámanos
91 517 39 84

Envíanos un mensaje
info@centrokiros.com

}

Horario
LUN-VIE 9:30 A 21:00

Fisioterapeutas
Equipo de profesionales colegiados

Técnicas
Tratamiento personalizado para cada paciente

Equipamiento
Aparatología de alta calidad, Mayor rendimiento

Tarifas
Tabla de los precios de bonos y sesiones

Fibromialgia – Tratamiento Fisioterapia

Diagnóstico de la Fibromialgia

El diagnóstico de la fibromialgia es difícil, normalmente el médico la diagnostica por exclusión,
descartando la presencia de otras enfermedades.
Para poder verificar su existencia, el Colegio Americano de Reumatólogos fijó la existencia de 18 puntos sensibles (tender points). Si la persona muestra dolor al presionar 11 de los 18 puntos distribuidos por el cuerpo, y si el dolor persiste más de tres meses, se considera que padece fibromialgia.

Síntomas y tratamiento de los puntos de dolor

La fibromialgia es una enfermedad que se define por dolor musculoesquelético (músculos,
ligamentos y tendones) generalizado, crónico y de causa desconocida.

Se caracteriza también por un aumento de la sensibilidad al dolor, rigidez, fatiga mental y física
(cansancio continuo, y sueño no reparador). El 80-90% de los pacientes que lo padecen son
mujeres, y la edad más frecuente es la comprendida entre los 30-50 años.

Síntomas de la Fibromialgia

En gran proporción de pacientes pueden aparecer asociados otros síntomas como:

• Sensación de hinchazón en las extremidades
• Hormigueos y acorchamiento (parestesias)
• Dolor de cabeza
• Síndrome Sjögren: sequedad en ojos, boca y otras mucosas
• Trastornos digestivos
• Problemas para memorizar, y de concentración
• Depresión y ansiedad
• Desequilibrios y mareos
• Sensibilidad excesiva ante ruidos, luces y olores
• Contracturas
• Fenómeno de Raynaud

Tratamiento de la Fibromialgia

El tratamiento en la fibromialgia debe ser multidisciplinar: farmacológico, fisioterapia, ejercicio físico y psicoterapia.
La fisioterapia debe ser abordada pensando en una disfunción a nivel central, no local.
El tratamiento ira enfocado a disminuir el dolor para restituir la funcionalidad.
Podemos utilizar distintas técnicas que se adaptaran según las condiciones de cada paciente:
Masaje: es útil para relajar y aumentar la circulación sanguínea en los músculos tensos y dolorosos.
Terapia Miofascial: aliviando las limitaciones y rigidez del tejido conectivo (fascia)
Terapia de puntos gatillo: técnica concebida para romper los puntos gatillo.
El fisioterapeuta aplica una presión sostenida sobre los puntos con el fin de disminuir la tensión y el dolor.

Pide tu cita

Déjanos tu teléfono y nosotros te llamamos

¿Cuando prefieres que te llamemos?

12 + 1 =

Terapia sacro craneal

TENS: Neuroestimulación eléctrica transcutánea. Es una técnica
analgésica no invasiva, que se utiliza para el manejo del dolor agudo y
crónico.
Estiramientos: realizados por el fisioterapeuta, aliviando así la tensión
muscular y los calambres. De esta manera conseguimos dar más
movilidad a las articulaciones rígidas.
Ultrasonido: produce una vasodilatación, aumentando así el flujo
sanguíneo, y la capacidad de regeneración tisular, también aumenta la
flexibilidad de los tejidos ricos en colágeno, disminuyendo la rigidez
articular y las contracturas.
Magnetoterapia: con efectos antiinflamatorios, analgésicos y de
regeneración de tejidos.

Recomendaciones:

• Evitar posturas forzadas.
• No coger pesos demasiados elevados.
• Evitar pasar muchas horas de pie o en la misma posición.
• Llevar una alimentación equilibrada para evitar el sobrepeso porque
ocasionarían sobrecarga muscular empeorando los síntomas.
• Organizar la vida de manera que ciertas actividades puedan realizarse
en los días de menos dolor.
• Evitar el estrés y la ansiedad.
• Realización de ejercicio suave y moderado.
• Realizar técnicas de relajación.
• Realizar técnicas de estiramiento suave.

Share This

Compartir

Comparte esta información con tus amigos