Causas, síntomas y recomendaciones para la artrosis de rodilla

por | Jun 23, 2020 | Enfermedades Reumáticas | 0 Comentarios

La artrosis de rodilla es una de las enfermedades reumáticas que más ha crecido en las dos últimas décadas

La artrosis de rodilla es un problema que se produce en la articulación debido al desgaste del cartílago que recubre y aísla fémur de tibia y peroné

Es una enfermedad degenerativa que causa dolor y cuenta con algunas particularidades que es importante conocer tanto para su tratamiento en el caso de que se haya producido, como en materia de prevención con el objetivo de reducir las posibilidades de que se presente con el paso del tiempo.

Origen y a qué se debe la artrosis de rodilla

Decíamos que la artrosis de rodilla se produce por el desgaste del cartílago articular, el cual tiene como cometido amortiguar esta zona para proteger la rodilla en el caso de que se produzca un fuerte impacto.

Con el paso de los años, este cartílago se irá desgastando de forma natural, pero también es cierto que existen algunas otras causas que es importante conocer sobre todo si queremos prevenir su aparición o evitar el empeoramiento de su estado.

Causas por las que se produce la artrosis de rodilla:

  • Desgaste producido por el paso del tiempo
  • Golpes y lesiones que se hayan podido producir en la rodilla.
  • El sobrepeso aumenta el desgaste del cartílago.
  • La posible presencia de deformidades congénitas.
  • Un uso excesivo o sobreesfuerzo constante en las rodillas.
Como podemos observar, la artrosis de rodilla es una enfermedad que se va desarrollando con el tiempo y el uso así como con las lesiones y sobreesfuerzos que son los que adelantan su aparición.

De esta manera, lo habitual es que se observen síntomas a partir de edades comprendidas entre los 50 y los 60 años, y aunque es raro que se presente antes de estas edades, también hay casos a menudo fundados en deformidades congénitas o por un excesivo sobrepeso desde edades tempranas, por lo que debemos observar si se dan los síntomas que revelen la presencia de la enfermedad no ya sólo por aminorarlos, sino que, debido a la condición de enfermedad degenerativa irreversible, es importante comenzar con los cuidados lo antes posible.

Síntomas y cómo detectarla

El principal síntoma que se manifiesta cuando se desarrolla el problema es dolor en la articulación de la rodilla.

Este es más intenso cuando realizamos actividades físicas como puede ser andar, correr o incluso también al permanecer de pie.

Principalmente existen cuatro síntomas de artrosis de rodilla que son:

  • Deformidades: con el paso del tiempo van apareciendo deformidades que poco a poco se irán acentuando conforme la enfermedad siga su avance.
  • Dolor: se manifiesta especialmente cuando nos levantamos después de haber estado un rato sentados con las rodillas flexionadas. Generalmente desaparecerá cuando estemos un rato andando, pero poco después volverá a reaparecer.
  • Problemas funcionales: se observa dificultad a la hora de realizar movimientos que hasta la fecha habían sido normales.
  • Rigidez: conforme avanza la enfermedad, poco a poco va aumentando la rigidez dando lugar a bloqueos sobre todo al pasar de rodilla flexionada a recta. De la misma forma que ocurre con el dolor, desaparece al andar un rato y vuelve a aparecer poco después.

Consejos sobre cómo cuidar la artrosis de rodilla

Ahora vamos a daros una serie de consejos con los que vamos a mejorar nuestro pronóstico, ya sea retrasando la evolución de la enfermedad o reduciendo los síntomas que se presentan.

También vamos a contestar algunas de las preguntas más frecuentes acerca de los beneficios que puede aportar tanto el deporte como acudir a una clínica de fisioterapia, así como otras técnicas que pueden ser consideradas como beneficiosas para las personas con artrosis.

Comenzamos con los consejos que nos ayudarán a detener, mejorar, combatir o incluso cuidar nuestra rodilla en caso de que se produzca la artrosis:

  • Cuidado con los pesos: evitaremos llevar grandes cargas innecesariamente. Esto implica desde trasladar cargas de un punto a otro, hasta incluso llevar bolsos o elementos que sean muy pesados.
  • Evita la carga sobre la rodilla cuando estés sentado: no debemos sentarnos cargando las rodillas en un ángulo de 90°, sino que mantendremos las piernas algo más estiradas para reducir la presión de la rótula en el fémur.
  • No te levantes en frío: si has estado mucho tiempo sentado, antes de levantarte mueve las rodillas varias veces.
  • Reduce el peso sobre la rodilla: si tenemos sobrepeso deberemos adelgazar, y en caso necesario, utilizaremos un bastón ya que vamos a minimizar de esta forma la carga.
  • Reposa las rodillas: no debemos caminar durante un tiempo excesivo ni tampoco estar demasiado de pie, sino que hay que sentarse al menos cinco minutos cada hora que estemos realizando este tipo de actividades.
  • Subir y bajar escaleras: haremos uso de la barandilla y del bastón en el caso de que lo utilicemos para reducir la carga sobre las rodillas. Recuerda dar los pasos lentamente y con seguridad.
  • Ten cuidado al levantarte: debemos evitar que el peso del cuerpo recaiga sobre las rodillas cuando nos levantemos, para lo cual utilizaremos los brazos.
  • Utiliza un calzado de calidad: tanto a la hora de prevenir como actuar en el caso de que se desarrolle la artrosis, el calzado va a jugar una parte muy decisiva. Deberá sujetar de forma adecuada y contar con suela plana. Si se va desgastando la suela, es importante que la arreglemos para que la pisada sea siempre firme.

¿Es bueno hacer ejercicio para la artrosis de rodilla?

La respuesta es sí, pero es muy importante que tengamos en cuenta que, sobre todo cuando la artrosis de rodilla ya se ha desarrollado, los ejercicios deberán ser controlados para que se realicen de forma adecuada y evitemos un mayor desgaste.

Lo mejor en estos casos es acudir a una clínica de fisioterapia para que sea el fisioterapeuta el que prepare una tabla de ejercicios que se adecue a nuestro estado concreto, ya que evidentemente la evolución de la enfermedad no es igual para todos los pacientes, por lo que los ejercicios a realizar también variarán en este sentido.

De cualquier manera, el ejercicio físico nos va a beneficiar desde dos perspectivas que son:

  • La realización de esfuerzos uniformes mejorarán el estado de nuestras articulaciones.
  • Perder peso es clave para reducir la presión sobre las rodillas cuando estemos andando, corriendo o de pie.
Dicho esto, entre los deportes más recomendados para mejorar los problemas de artrosis de rodilla se encuentran:
  • Ciclismo con bicicleta estática
  • Ejercicios bajo el agua
  • Natación
  • Paseos
  • Yoga

La fisioterapia para problemas de artrosis en la rodilla

Volvemos a hacer hincapié en que lo mejor es contactar con nuestro fisioterapeuta de confianza, ya que será el que nos indicará no sólo los mejores ejercicios, sino que también se asegurará de que los realizamos de forma correcta para obtener un buen beneficio.

Debemos partir de la base de que el problema que tenemos en nuestra rodilla se ha producido debido a desgaste, con lo cual, el fisioterapeuta es el que conoce mejor el tipo de ejercicio, la frecuencia, intensidad y otras particularidades que serán las que nos aportarán el beneficio que buscamos.

De igual manera, no debemos olvidar que también estará atento a la evolución de la enfermedad, lo que significa que se irá adaptando a nuestras necesidades reales, previniendo cualquier tipo de problema que pueda gestarse de forma paralela.

Otras técnicas beneficiosas para la artrosis

También recomendamos que consultéis con vuestro fisioterapeuta otras técnicas que pueden aportar grandes beneficios a vuestras rodillas a nivel funcional y por supuesto también para reducir el dolor.

Son muchos los profesionales que destacan algunas como la utilización de compuestos como el colágeno o el ácido hialurónico para mejorar el estado de la artrosis, así como también hay otras que utilizan ozono, infiltraciones, ejercicios específicos, etc. que nos pueden aportar grandes ventajas para reducir los síntomas de la artrosis de rodilla y mejorar nuestra calidad de vida.

Abrir chat