91 517 39 84 info@centrokiros.com

Con los años las personas que practican deporte o los que no lo hacen, experimentan transformaciones en el cuerpo que anuncian un envejecimiento.

Los músculos se van contrayendo poco a poco, se vuelven rígidos, las articulaciones pierden flexibilidad, y el rango de movimiento natural. Ya se empiezan a sufrir molestias en la espalda o en otras partes del organismo.

Al practicar ejercicio no nos damos cuenta que la tensión se va acumulando en nuestro cuerpo. Tampoco ayudamos a nuestro organismo si mantenemos malas posturas en el trabajo, o en el periodo de descanso, o si sufrimos estrés.

Por todo ello es importante empezar a cuidarse tanto si tenemos dolores, o para evitarlos. Una buena manera de hacerlo es practicando estiramientos de forma habitual.

Los estiramientos son beneficiosos porque;

Mantienen y mejoran la flexibilidad musculo-tendinosa y articular.
Reducen la tensión muscular y relaja el cuerpo.
Previene lesiones al disminuir la tirantez muscular.
Mejora la circulación.
Prepara al musculo para ser utilizado en cualquier deporte.

Podemos estirar en cualquier momento pero es especialmente recomendable hacerlo antes y después de hacer ejercicio, o después de un día de mucho trabajo o estrés.

Deben realizarse con una técnica adecuada porque si no nos podríamos lesionar. El estiramiento correcto debe producir una sensación de pequeña tensión, que irá disminuyendo conforme se relaje el músculo, en este momento podremos volver a avanzar en el estiramiento, hasta conseguir otro punto de tensión agradable. Los estiramientos deben adaptarse a la estructura física de cada uno, variando también el grupo muscular, el día que estiremos, o también si el músculo esta frío o no. Con lo que debemos olvidarnos del tiempo, y sentir la relajación de la zona que trabajemos.

Share This