Recomendaciones para la zona lumbar

La zona lumbar es la más lesionada de la columna vertebral. Es la que soporta todo el peso del cuerpo.

Las personas con edades comprendidas entre los 30­60 años son más propensas a experimentar contracturas musculares, problemas de desgaste, protusión o hernia de disco. Las personas mayores de 60 años suelen sufrir dolores relacionados con la degeneración articular como la artrosis, estenosis del canal medular, o problemas como la osteoartritis.

La zona lumbar es una estructura constituida por elementos interconectados y superpuestos:

• Tejido conjuntivo: tendones, músculos, fascias y ligamentos, que dan apoyo y estabilidad a la columna.

• Médula espinal y nervios: llevan información desde el cerebro hasta el resto del cuerpo.

• Cinco vértebras lumbares: que son más grandes que las del resto de la columna, pues soportan mas carga.

• Discos intervertebrales: absorben los impactos a la vez que ayudan al movimiento de la columna. Su lesión provoca protusiones o hernias

El dolor lumbar varía de una persona a otra, puede ser de inicio lento, de forma repentina, tipo punzante, a modo de cinturón o irradiado a la parte anterior o posterior de la pierna o a la zona Hay muchas factores que pueden provocar dolor lumbar, desde un mal movimiento en rotación, levantamiento de pesos, malos habitos posturales de pie o sentados, o el normal envejecimiento de nuestro organismo. Otros factores que influyen son el exceso de peso, ansiedad, estrés, fumar (el humo y la nicotina hacen que el organismo envejezca más rápido de lo normal)

Puede que no sea posible prevenir algunas lumbalgias, no podemos evitar el desgaste natural

de nuestra columna con el paso de los años, pero hay cosas que podemos hacer para disminuirlo, como tener un estilo de vida saludable:

Ejercicio: fortalecer la musculatura de esta zona con ejercicios específicos hace que la columna este mas fuerte para evitar lesiones, y la compresión sobre los discos. La actividad moderada como caminar, hace que aumente el flujo sanguíneo a la columna y aumente la hidratación de los discos. Otro ejercicio favorable es la natación, con la que se fortalece la musculatura sin tensionar las articulaciones (estilo espalda).

Corregir las posturas: la mala higiene postural hacen que aumente la presión sobre los discos, que las musculatura sufra, se fatigue mas, y se produzcan las contracturas.

Calor moderado: si no hay inflamación de la zona. No más de 20 minutos seguidos, varias aplicaciones al día si se desea.

• Realizar estiramientos suaves, de la zona lumbar, pero tambien de la pelvis y de las piernas para mantener los músculos y las articulaciones flexibles.

• Mantener un peso corporal saludable: el sobrepeso hace que la columna lumbar sufra más tensión y estrés.

masaje para dolor lumbar

Tratamiento dolor lumbar

Recomendados para aliviar el dolor lumbar

¿Sufres dolor en la zona baja de la espalda?

Sesiones de 1 hora de duración

0 comentarios

Abrir chat