91 517 39 84 info@centrokiros.com

Estamos en
c/ Melilla, 53A. Madrid

Llámanos
91 517 39 84

Envíanos un mensaje
info@centrokiros.com

}

Horario
LUN-VIE 9:30 A 21:00

Fisioterapeutas
Equipo de profesionales colegiados

Técnicas
Tratamiento personalizado para cada paciente

Equipamiento
Aparatología de alta calidad, Mayor rendimiento

Tarifas
Tabla de los precios de bonos y sesiones

Tendinitis – Síntomas, Prevención y Tratamiento

¿Qué es una tendinitis?

La tendinitis es una inflamación del tendón provocada por un uso repetitivo, o por un sobreesfuerzo.

Los tendones son los encargados de unir los músculos al hueso. Están formados principalmente por colágeno que le aporta resistencia y elastina que le da elasticidad. Los tendones transmiten la fuerza muscular hacia los huesos para producir el movimiento del cuerpo.

Generalmente ocurre en personas jóvenes, por un esfuerzo repetitivo o sobrecarga en el ámbito laboral o en la realización de algún deporte. En personas mayores puede ocurrir debido al envejecimiento del tejido, los tendones con la edad se vuelven rígidos, inflexibles, con mayor riesgo de sufrir lesiones.

Cualquier tendón del organismo puede verse comprometido, depende de la actividad laboral o deportiva que realicemos. Con más frecuencia se lesionan los del miembro superior: hombro, codo, muñeca; y del miembro inferior suelen ser más frecuentes las tendinitis del tendón de aquiles.

La tendinitis comienza como una lesión inflamatoria. Si no se trata o se para la actividad se puede producir una tendinosis, es decir una degeneración continúa del tendón con dolor que normalmente empeora y se intensifica.

Tratamiento aconsejable al sufrir una tendinitis

En el caso de que ya se hubiese producido una tendinitis es importante ponernos en manos de un fisioterapeuta, aconsejable un fisioterapeuta deportivo, que dependiendo del alcance de la lesión establecerá unas pautas de tratamiento.

El tratamiento debe ser individualizado, dependerá del tendón lesionado, del tiempo que lleve instaurada la lesión, del deporte que practica, y de la edad del paciente.

Es importante tratar no sólo los síntomas, sino también el causante de la tendinitis, como pueden ser las alteraciones estáticas de los miembros inferiores, o corregir errores técnicos.

Todo esta información es relevante, pero en general hay tratamientos que se aplican en las tendinitis.

Crioterapia: con acción analgésica y antiinflamatoria.
Termoterapia: con acción analgésica, aumenta la circulación sanguínea mejorando la llegada de nutrientes a la zona. Utilizado más para la musculatura del tendón.
Ultrasonido: acción fibrolítica, antiinflamatoria y antiálgica.
Corrientes eléctricas de baja frecuencia: acción analgésica.
El masaje transverso profundo de cyriax.
Estiramientos de los músculos
Láser: antiinflamatorio y cicatrizante.
Masoterapia: de la musculatura implicada.
Alimentación: no olvidar una buena higiene alimentaria con una base de buena hidratación. No debemos tomar alimentos que acidifiquen la sangre como azúcares, proteínas animales, lácteos, café o tabaco. Sí debemos tomar alimentos alcalinizantes como frutas y verduras.

Pide tu cita

Déjanos tu teléfono y nosotros te llamamos

¿Cuando prefieres que te llamemos?

15 + 2 =

¿Cómo podemos prevenir la tendinitis?

Realizando una serie de pautas preventivas podemos llegar a reducir el riesgo de sufrir una tendinitis.

Calentamiento: Es importante calentar antes de la ejecución del ejercicio, de esta manera producimos un aumento del riego sanguíneo y de la temperatura, haciendo que los tendones sean más elásticos, reduciendo así el riesgo de lesión.
Buena técnica: Un buen dominio del ejercicio junto con una buena concentración, hace que se consiga un rendimiento óptimo y se reduzcan así el riesgo de lesiones.
Material deportivo: Es importante la buena elección del material (raqueta, calzado que absorba choques y vibraciones, pronador o supinador) También hay que evitar su uso cuando este muy gastado.
Terreno: Es importante contar con un terreno suave, que amortigüe los impactos.
Estiramientos: Al finalizar siempre tendremos que realizar estiramientos de los grupos musculares que se han visto más comprometidos, y si tenemos molestias podemos aplicar frío disminuyendo así cualquiera inflamación que se haya podido producir.
Alimentación: es importante una buena higiene alimentaria y una buena hidratación.

Share This

Compartir

Comparte esta información con tus amigos